Make your own free website on Tripod.com

Principal

Perfil
Perfil Mapa Fotos Historia Inversion Comercios Turismo Gastronomia

 

PALERMO VIEJO/SOHO/HOLLYWOOD

Perfil y Negocios de Palermo 

Viejo pero fashion, Palermo sigue creciendo y ofrece desde bares y restaurantes “cool”, hasta paseos pintorescos y actividades gratuitas. Algunas puntas para pasar un fin de semana diferente.

 

Palermo Viejo cambió su identidad desde hace un tiempo. Rasqueteó sus paredes descascaradas y las pintó de colores tentadores, encendió un par de velas en sus ambientes holgados, colgó géneros de texturas desparejas, cuadros, fotos, cachivaches,

Plaza Julio Cortázar
        puso jazz y electrónica y mucha juventud. Las productoras de         tevé, los diseñadores de indumentaria, los chefs y artistas de            distintos niveles fueron copando las calles y pasajes del barrio y         así, a Palermo se le adosaron como adjetivos Hollywood y Soho.

        Ese fragmento de ciudad que se reinventa, se aburre y cambia,         mantiene cierta esencia moderna, aires de pretendida bohemia y         relax. Aloja comidas orientales, europeas, criollas. Bandas de          música, obras a la gorra, lounges, ferias de ropa, objetos de              decoración y arte. En esta nota, un breve recorrido de fin de        semana con bares, locales y caminatas a disfrutar.


Durante el día y la tarde, se desarrolla la Feria de Arte que cuenta con 40 artistas plásticos. “Todos los fines de semana, de 11 a 19 se juntan en la Plaza Cortázar, más conocida como Placita Serrano”, cuenta Noemí Hakel, integrante de la Sociedad de Fomento de Palermo Viejo. “Ahí exponen y venden sus obras veinte artistas los sábados, y otros veinte los domingos. Ellos fueron elegidos por concurso, un jurado de artistas prestigios seleccionó esa cantidad entre 200 aspirantes. Ponen sus cosas sobre las verjas, para no impedir que los chicos puedan jugar en el arenero y el tobogán, y así el contacto entre artistas y público es directo”.

Palermo Viejo 16        La vecina del barrio agrega “lo bueno de la propuesta es por un lado, que los artistas pueden acceder a un lugar público para mostrar sus producciones, y por el otro, que la feria es a cielo abierto, entonces el público no se intimida como suele suceder ante una galería: hay una circulación masiva que beneficia a todos”. Además, durante los fines de semana, se organizan ferias de venta de objetos de diseño, indumentaria, decoración en los mismos bares de la zona. Es cuestión de caminar, husmear y entrar. La plaza está ubicada en Serrano y Honduras y los colectivos que pasan por la zona son: 34, 39, 55, 57, 140, 142, 151, 166, 168.

Rodeando a este centro neurálgico del barrio, se puede pasear por los pintorescos pasajes: Cabrer, Soria, Santa Rosa y Russel. Tienen casas bajas y coloridas, árboles frondosos y locales en los que se venden objetos de iluminación, regalos, bijou y otras artesanías, tal el caso de: Cadmio, Haz de Luz y De esta

La plaza de noche
tierra, ubicados en Russel al 5000.

J. L. Borges, que es la misma Serrano después de Honduras, tiene lo suyo: Ufficic (al 1733) es un negocio con objetos para niños, abierto hasta las 20, dos cuadras más, tiene al Último taller, en el que realizan carteles en chapa enlozada y cerámica pintada a mano y en frente, al Almacén General de ideas, de muebles, marcos rústicos y antiguos. En la esquina de Borges y Soler, está Velas de la Ballena, tienda destinada sólo a la parafina y la cantina “El preferido” con mantel de cuadrillé blanco y rojo y con caracoles en salsa de hongos. También están Adamo y Taviano, interiores de arquitectura.

 

Hay decenas de bares, confiterías y restaurantes en los alrededores. El Taller es un clásico de la zona, con sus vidrios, músicos y obras de teatro a la gorra: el domingo, fecha patria y asunción de presidente mediante, ofrecerá locro. Crónico (J.
Feria de Arte
L. Borges 1646), sigue la línea bohemia y Café de la Seda tiene tortas gustosas (Armenia 1820) frente a la Plaza Armenia, otro punto importante del circuito, donde se desarrolla todos los años el Festival Buendía.

La noche, otra cara. Para los amantes de la parrilla de platos opulentos, El 22 (en Firtz Roy y Guatemala), para los que adoran los juegos de mesa, Aca-bar (Honduras 5733), un local plagado de damas, cuatro en línea y carreras de mente (una curiosidad: la estética recargada se debe, en gran parte, a que allí funcionaba la fábrica de Sarah Key).

Tiempo de gitanos es un local que recrea el clima de las películas de Emir Kusturica y en ese ambiente chillón y alegre, se brinda espectáculos de flamenco y tablao (El Salvador 5575). Para quienes buscan divertirse cantando, República de Acá – Cantobar (Serrano1549 -). Y para los buscadores de un ambiente
kitch, platos exclusivos pero económicos, y obras de arte: Sonoridad Amarilla (Fitz Roy 1975), lugar en el que expuso sus pinturas el actor Julio Chávez.

Para después de cenar, Genoma Bar & Lounge (Dorrego 1735) ofrece Cheese Cake y Lemon Pie o del Irish Ice Cream con Baileys y chocolate rayado y café, una disco con música electrónica y house. O Un Gallo para Esculapio, con vinos aromáticos, una interesante biblioteca y cine en el piso superior (Uriarte 1795 4831-7977). Miles (Honduras 4912), es un librería con libros difíciles e importados, muchos de diseño, arte, vanguardia y cds y Truman (Serrano 1148), de material erótico, al igual que Librería "Audaz se eleva" (primer piso de El Taller - Serrano 1595)
Tiempo de Gitanos

En materia de indumentaria, el espectro no es menor. Desde "Salsipuedes" (Honduras 4814) a Valeria Leik (El Salvador 4702) y "Nomeolvides" (Borges al 1900) hay vestimentas y calzado para todos los gustos: alternativa, cyber punk, romántica, moderna. Uno de los locales más seductores por la cantidad de "chucherías" es "Babel" (Serrano 1542): carteras de tela, portarretratos de vidrios y objetos de decoración diversos.

 

 

 

 

Principal ]

Copyright © 2004